Centro Histórico de Lima

Centro Histórico de Lima Perú

El punto donde Francisco Pizarro fundó la Ciudad de Reyes en 1535 es hoy el paseo turístico más emblemático de Lima. Conocido como el “Damero de Pizarro” por la perfecta disposición de sus calles, el Centro Histórico de Lima es una interesante muestra de la arquitectura limeña entre los siglos XVI y XX, tanto en sus grandes monumentos públicos como en sus casas residenciales.

Pasear por el Centro Histórico de Lima es trasladarse al pasado colonial de la ciudad, cuando era la capital del Virreinato del Perú y sus lujosos edificios la asemejaban a las grandes capitales de Europa. Son más de 600 construcciones en perfecto estado de preservación, que le han valido la catalogación de Patrimonio Cultural de la Humanidad por parte de la UNESCO. El recorrido se hace aún más placentero gracias a una enorme variedad de bares, restaurantes y comercios pintorescos que animan el corazón de la ciudad.

Atractivos del Centro Histórico de Lima

Plaza de Armas: Es el punto de la fundación de la ciudad y el centro de su actividad social y política, escenario principal de los principales hechos históricos de Lima como la Declaratoria de la Independencia de Perú en 1821. Está rodeada por importantes edificios religiosos y gubernamentales, de estilo colonial y neo-colonial. En su centro hay una pileta de bronce de 1651.

Palacio Arzobispal: Majestuosa residencia del Arzobispo de Lima y sede administrativa de la Arquidiócesis de Lima. El edificio actual se inauguró en 1924 y es una de las primeras muestras de la arquitectura neocolonial que predominó en la ciudad durante el siglo XX. Alberga un interesante museo con obras de arte, objetos y documentos antiguos. Se sitúa frente a la Plaza de Armas.

Palacio de Gobierno: También llamado Casa de Gobierno o Casa de Pizarro, este impresionante palacio es la sede del Poder Ejecutivo de Perú. Aunque su primera construcción data del siglo XVI, el edificio actual se inauguró en 1926. De estilo neobarroco francés, el Palacio de Gobierno se sitúa sobre la Plaza Mayor.

Catedral de Lima: La primera catedral se erigió en 1555, pero debió ser remodelada en varias ocasiones debido a los derrumbes ocasionados por causas naturales. Alberga siete capillas de gran riqueza artística y arquitectónica. Los restos de Francisco Pizarro yacen en el interior de la iglesia.

Basílica y Convento de San Francisco: Ubicada en la tercera cuadra del Jirón Ancash, este monumental convento colonial tuvo sus orígenes en el siglo XVI, aunque los sucesivos derrumbes llevaron a varias reconstrucciones. La última gran remodelación data de 1729, época de la que se conservan bellísimas obras de arte sacro. Entre los principales atractivos del convento está la enorme biblioteca (con más de 25 textos antiguos) y el legendario Museo de las Catacumbas.

Tribunal de la Santa Inquisición: Fundado en 1570, este histórico edificio funcionó hasta 1820 como centro de castigo para las herejías contra la fe católica. Tras abolirse la inquisición, funcionó como sede legislativa y biblioteca pública, hasta que se convertirse en el Museo de la Inquisición y el Congreso. Entre sus tesoros arquitectónicos destaca el cielorraso de la Sala de las Audiencias, con más de 30 mil piezas talladas en madera.

Casa de Osambela: También conocida como Casa de Oquendo, esta residencia de la era virreinal es una de las casas coloniales más grandes de la ciudad. Resalta por su extensa fachada de estilo neobarroco y rococó (típica de principios del siglo XIX) y sus hermosos balcones. Se ubica sobre la calle Conde de Superunda, a una cuadra de la Plaza de Armas.

Fotos del Centro Histórico de Lima

Centro histórico de Lima: Plaza Mayor

Convento San Francisco en Centro histórico de Lima

Centro histórico de Lima: Palacio Arzobispal

Centro histórico de Lima: Casa Osambela

Cómo llegar al Centro Histórico de Lima – Mapa del Centro Histórico de Lima


Ver mapa más grande