Cuándo ir a Lima

Cuándo ir a Lima Perú

Lima es una ciudad con intensa actividad turística todo el año, ya que no hay cambios climáticos bruscos y los servicios y atracciones están disponibles en cualquier temporada. Si todavía no has decidido cuándo ir a Lima, te contamos la mejor época para viajar dependiendo del tipo de las actividades que quieras hacer.

Cuándo ir a Lima: clima y temporadas

El clima en la ciudad de Lima es templado, con promedios anuales de 19ºC y dos estaciones bien diferenciadas: el verano (de noviembre a marzo, con máximas promedio de 29ºC) y el invierno (de abril a octubre, mínimas promedio de 12ºC). Si bien los veranos son cálidos y los inviernos bastante frescos, no hay temperaturas extremas, por lo que en cualquier momento del año se puede disfrutar un clima agradable. Además, Lima tiene la particularidad de situarse en una zona húmeda pero desértica, por lo que casi nunca llueve en la ciudad.

Como el turismo es intenso en cualquier estación, el clima no determina una temporada alta o baja en Lima. Los precios de transporte y alojamiento se mantienen bastante uniformes a lo largo del año (con excepción de los balnearios durante el verano), y muchas veces las ofertas dependen de las promociones especiales de las empresas más que del momento del año.

Sin embargo, hay algunos periodos donde Lima recibe más turistas a causa de las vacaciones extranjeras, principalmente en Julio (vacaciones de verano en Europa y Estados Unidos, vacaciones escolares en América del Sur). En estas fechas los precios suelen ser más altos y conviene reservar pasajes y alojamiento con anticipación.

Cuál es la mejor época para viajar a Lima

El verano es la época más recomendable para visitar Lima, ya que el cielo está despejado, el sol brilla varias horas y las altas temperaturas permiten aprovechar las playas cercanas al centro. En Carnaval (febrero) hay varias celebraciones que atraen a los que buscan fiesta y diversión.

En invierno hay menos días soleados y predomina la nubosidad, lo que da un aspecto más oscuro a la ciudad, pero las temperaturas se mantienen bastante agradables y permiten disfrutar paseos tanto al aire libre como en lugares cerrados. Una excelente época para visitar Lima es durante la Semana Santa, ya que es un feriado no laborable y la ciudad luce muy tranquila, ideal para pasear sin enfrentarse al ritmo vertiginoso de la urbe.

El feriado del 28 y 29 de julio, fecha de las Fiestas Patrias, es otra buena oportunidad para conocer la ciudad con tranquilidad y participar de espectáculos y desfiles tradicionales.